¿Cómo sería el mundo si uno pudiera ver a través de los ojos de otro?
¿Nos ayudaría a entendernos unos a otros?
¿Nos ayudaría a entendernos a nosotros mismos?

HiperLab y Be Another Lab se unen para traer a Colombia la Máquina de ser otro, buscando a través del arte, la ciencia y la tecnología comprender, compartir y reproducir la experiencia subjetiva para construir vínculos entre individuos; A través del uso de técnicas de realidad virtual, neurociencia y performances artísticos, ‘La Máquina’ permite a cualquier persona ver desde los ojos de otro.

¿Alguna vez has soñado que habitas un cuerpo diferente, de otro tamaño, de otro color, de otro sexo?

A través de la realidad virtual se le da a cada sujeto un visor Oculus Rift, el cual ve un stream de video transmitido desde una cámara ajustada al visor de la otra persona. Entonces, se pide a los participantes que imiten los movimientos del otro, coordinando sus movimientos al punto de entrar en una danza en la que ya no se sabe quién dirige, y dónde se entrega la mente y el cuerpo a la experiencia.

Este trabajo ha sido usado en diferentes partes del mundo por investigadores de todas las áreas como artistas, psicólogos, antropólogos entre otros. La realidad virtual al servicio de campos como estudios de género, performances artísticos e incluso neurorehabilitación. Estudios sugieren la efectividad de la simulación corporal en la reducción de prejuicios raciales. El descubrimiento de las neuronas espejo por Giacomo Rizzolatti ha mostrado que no se puede concebir un “yo” sin un “nosotros”.

Performances Narrativos

Personajes de una comunidad que quieren ser escuchados; Performances específicos de situaciones sociales y políticas buscando amplificar las voces de miembros de diversos sectores.

Los performances narrativos invitan a cualquier individuo que quiera compartir su historia. Victimas del conflicto armado alrededor del mundo, migrantes, desplazados, entre muchos otros. Todas estas obras buscan generar empatía hacia estas personas o generar consciencia social en torno a situaciones que en la comunidad puede pasar desapercibidas. Además de compartir el cuerpo, los performers aportan objetos personales representativos en su vida para fortalecer la relación entre la narrativa con la experiencia corporal.

LA MÁQUINA DE SER OTRO