LIBRO: INTERFACES SOCIALES DE CREACIÓN

La presente publicación es el resultado de las investigación de tres docentes de la Universidad del Valle quienes integran desde sus diferentes áreas académicas el estudio sobre las prácticas de creación y las dinámicas generadas en la interrelación Arte – Tecnología – Sociedad.

El primer capitulo es “Hacia una estética de laboratorio” del Profesor de la Escuela de Comunicación Social Christian Felipe Lizarralde, miembro del Grupo de Investigación Caligari, en la línea de investigación en Estéticas Digitales de la Universidad del Valle y el Doctorando en Diseño y Creación de la Universidad de Caldas. Este primer apartado es el resultado de 6 años de investigación en torno al la estética digital y al media art, donde se aborda el contexto de los laboratorios de medios (MediaLabs) como “interfaces sociales” donde sus prácticas de creación buscan reinventar la realidad y están enmarcadas en la “resistencia”, el trabajo colaborativo, la interacción, el pensamiento no lineal y el uso y apropiación crítica de los medios y las tecnologías por parte de los distintos actores y sectores sociales, transformando las formas de ver y entender el mundo.

El segundo capitulo es “Tres topologías de la experiencia Facebook: de nuevo, más allá de los ingenieros” del Profesor de la Escuela de Comunicación Social Julián González, miembro del Grupo de Investigación en Periodismo e Información y del Grupo de Investigación en Educación Popular de la Universidad del Valle. Este artículo deriva del proyecto de investigación “Formas de presentación pública de la persona en la red social Facebook”, desarrollado entre 2011 y 2013 con la participación de egresados, estudiantes y profesores de la Universidad del Valle, así como de la Universidad ICESI y de la Universidad Pedagógica Nacional.

¿Qué tipo de lugar es Facebook? ¿Es realmente un lugar? Son el tipo de cuestionamientos que nos plantea el segundo capítulo, así como la relación que establecen las personas desde un lenguaje particular el cual estructura una relación espacial de sentido con la misma. El autor es claro en su objetivo: trazar una comprensión abstraída y general de Facebook asumiendo su condición eminentemente antropológica, contingente e histórica. Todo esto evaluando además la tarea del investigador dentro del rastreo y análisis, y las herramientas que el mismo debe construir o abordar para lograr revisar este tipo de dinámicas que las personas ponen en marcha para vivir las ciudades e instaurar los escenarios de sus vidas.

El papel de estas comprensiones y abstracciones del investigador, derivadas de aquellos relatos tejidos por otros hay unos entornos digitales llamados páginas de Facebook, hay un conjunto de prácticas y relatos que las personas ponen en marcha en relación con Facebook y en relación con otros entornos de su vida cotidiana y ordinaria, y hay unas personas que examinan y estudian a los usuarios de Facebook, sus páginas en la red social, sus narraciones y las característica de la plataforma, en general.

El tercer capiítulo es “Exploración y apropiación digital de contenidos sonoros en aerófonos de la produción cerámica Tuza” de la Profesora de la Escuela de Música Adriana Guzmán Umaña, miembro de los grupos de investigación Teoría y Análisis Musical en su línea de Investigación Música Electrónica y Vanguardias, y del grupo Arqueodiversidad, en su línea de investigación Estéticas Prehispánicas. La profesora también es miembro de Hiperlab, laboratorio hipermedia donde se han integrado ambos proyectos de investigación y de los cuales se deriva este libro.

Este apartado cierra la publicación a modo de ejemplo, exponiendo en toda su amplitud el Proyecto TUZA, el cual es una propuesta de investigación y creación artística que utiliza como materia prima una colección de objetos sonoros de la producción cerámica Tuza (1250–1500 E.C), elaborada por pueblos indígenas prehispánicos del suroccidente colombiano y se vale de herramientas tecnologías de sonofijación y edición digital de audio para su análisis, procesamiento, y transformación. TUZA combina la exploración artefactos prehispánicos a través de la intervención digital.

El Laboratorio Hipermedia ha obtenido 3 becas de Creación de la Universidad del Valle a través de las Convocatorias interna para la conformación del banco de proyectos de investigación, y una Beca de La Secretaría de Cultura y Turismo de Santiago de Cali, el Fondo Mixto de Promoción de la Cultura y las Artes del Valle del Cauca y la Alcaldía de la Ciudad de Cali a través de la Convocatoria de estímulos 2015.